Parkinson – ¿Un logopeda me puede ayudar?

Publicado por el 9 Feb, 2015

Parkinson – ¿Un logopeda me puede ayudar?

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que afecta al sistema nervioso en el área encargada de coordinar los movimientos, el tono muscular y la actividad.

¿Cómo puedo sospechar de que tengo Parkinson?

Aquí he recogido algunos síntomas comunes de esta enfermedad.

1. Tiemblo en reposo

Cuando estás descansado, notas que te tiemblan algunas partes del cuerpo, sobre todo las manos, los brazos, la lengua, el mentón o los labios y en ocasiones las piernas.

Cuanto más cansado estés puede ser que tengas más temblores. Además, la ansiedad puede aumentarlos. NO obstante, que tengas temblores no quiere decir que padezcas esta enfermedad. Es muy importante averiguar el motivo de los mismos. Así que te aconsejo que lo comentes con tu médico de cabecera para que te derive al especialista adecuado.

2. Me muevo más despacio

¿Tus movimientos son más lentos? ¿Empiezas a perder precisión en actividades como escribir, coser, afeitarte, pelar la fruta o las verduras al cocinar, etc..? Y al vestirte, ¿Se te resisten los botones? Si ves que presentas estos síntomas, te recomiendo que acudas a un neurólogo para que valore tu estado actual.

3. Estoy tenso. Me noto rígido

En ocasiones, puedes notar dolor de cuello, espalda y hombros e incluso calambres musculares en las articulaciones.¿Te notas tenso y tu musculatura está como una piedra?. Además en esta situación ¿a que te cuesta mantener una postura corporal recta? Con tanto dolor, es normal que poco a poco te vayas encorvando. En esta fase te recomiendo que acudas a rehabilitación con un buen fisioterapeuta.

4. No puedo andar erguido, tengo problemas posturales

Normalmente los problemas en la postura corporal suelen aparecer en fases avanzadas. En esta fase ves como tienes dificultad para andar erguido, cada vez vas más encorvado, llevas la cabeza adelantada y las piernas no te responden como antes (te tiemblan, se mueven despacio, tus pasos son cortos al andar). Además tus andares los realizas con mas esfuerzo con lo que te fatigas mucho antes.

Si te pasa eso cuando caminas por la calle, párate a respirar tranquilamente y descansar un rato. Además no olvides consultarlo con tu neurólogo.

5. Tengo problemas en la voz

Tu voz empieza a perder fuerza, tienes cambios en el tono de voz e incluso en ocasiones la pierdes (disfonía o afonía). Normalmente, los primeros que se dan cuenta de tus problemas de voz son tus familiares. En este caso, acudir a un logopeda que te evalúe y te rehabilite la voz es fundamental. De este modo, podrás aprender a cuidarte la voz, controlarla y evitarás el perderla tan rápidamente.

6. A veces no me entienden cuando hablo

En ocasiones, es posible que pierdas tono muscular a nivel orofacial o que éste aumente produciendo rigidez y en consecuencia disartria. Para poder recuperar el tono muscular y preservarlo el mayor tiempo posible te iría bien realizar ejercicios para mejorar el estado de la musculatura de los labios, lengua, paladar, mandíbula, etc… Recuperar la expresión facial y trabajar la articulación durante el habla. Además, sería interesante revisar la deglución, con el fin de descartar alteraciones en la eficacia o seguridad en la misma. Un logopeda te puede ayudar.

7. Tengo la palabra en la punta de la lengua

¿Hay veces que te cuesta encontrar la palabra adecuada para expresar tus pensamientos? ¿Tienes la sensación de que la tienes en la punta de la lengua y no te sale? Además a la hora de expresarte, ¿empiezas a realizar frases más cortas? o cuando no te acuerdas del nombre de alguna cosa ¿lo explicas dando un rodeo o pronuncias una palabra parecida a la que querías decir?

En este caso es importante que un logopeda valore tu lenguaje.

8. Tengo muy mala letra

Ves que tu letra cada vez es peor, te cuesta realizar los movimientos con la mano para conseguir escribir e incluso puede que coger el lápiz. De modo, que al suponerte tanto esfuerzo has pensado en dejar de escribir y expresarte prácticamente de forma oral. Bueno, pues no tires la toalla tan pronto. Intenta que tu cuerpo no se acomode, trabaja para mejorar la coordinación motora y la motricidad fina. Un logopeda o un terapeuta ocupacional pueden ayudarte.

9. No entiendo

Cuando mantienes una conversación con alguien de tu entorno ¿te cuesta procesar la información y comprenderla? Cuando lees ¿te cuesta entender el texto y hace tiempo no tenías ningún problema? Mmmm creo que va siendo hora de revisar esa lectura. Un evaluación a fondo del lenguaje estaría bien. Un neuropsicólogo y un logopeda pueden ayudarte.

10. Me cuesta recordar las cosas

¿Empiezas a tener despistes? Se te olvidan las cosas o te cuesta recordarlas. ¿Tienes dificultades para planificar tus actividades o para recordar tus obligaciones diarias? Creo que deberías acudir a un Neurólogo y un Neuropsicólogo, ellos podrán valorar tus necesidades y ayudarte.

Si tienes alguno de estos síntomas no dudes en consultarme. Puedo ayudarte. Puedes dejar un comentario en esta entrada o rellenar el formulario de contacto.

Fuente: Federación española de Parkinson.

2 Comentarios

  1. Feb26 PeteJoel, these are some next level, paper clip toys. Love them! We’re still rocking on the paper clip standup toys you did a while back. We’ve adapted them into hooks as well so that humpty can sit (and fall) on the wall of a shoebox. Will have to give these a go on the weekend. Thk/ps.Realy

  2. Buenas tardes mi papa sufre de esa enfermedad primero le cogió las manos y ya lleva las piernas se le olvidan las cosa y esta muy sensible quisiera saber q ejercicios se le pueden hacer gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
Tartamudez: ejercicios para relajar la musculatura fonadora

Uno de los objetivos del tratamiento de la tartamudez, es conseguir relajar la musculatura implicada en la fonación: Cara, cuello...

Cerrar