10 razones por las que un tratamiento de Logopedia sale bien

Publicado por el 3 Mar, 2014

10 razones por las que un tratamiento de Logopedia sale bien

¿Éxito o fracaso? Esa es la cuestión. Hace unas semanas publiqué una entrada en la que contaba 5 razones por las que un tratamiento de logopedia puede salir mal, pues bien, en esta entrada trato de explicar cuáles son las principales razones por las que un tratamiento de Logopedia puede salir bien.

 

¿Qué quiere decir que un tratamiento de Logopedia sale bien?

 

Un tratamiento de Logopedia sale bien cuando se cumplen todos o la mayoría de los objetivos que el Logopeda había planificado después del diagnóstico. Obviamente estos objetivos dependen del caso en concreto.

Por ejemplo, en el caso de una persona con una afasia global (trastorno del lenguaje producido tras sufrir una lesión cerebral, por ejemplo ictus, en el que están afectadas el área de la expresión y de la comprensión) llegar a comunicarse diciendo alguna palabra acompañada de un gesto básico para expresar necesidades, puede ser un éxito. De la misma manera, si esta persona llega a comprender frases cotidianas, podrá participar en las conversaciones familiares y su día a día será más fácil.

Otro ejemplo, es el de una persona con disfemia o tartamudez (consiste en una alteración funcional de la comunicación verbal que se caracteriza principalmente en la falta de fluidez al hablar). En este caso, lograr que la persona consiga relajarse, hablar segura de sí misma y sin bloqueos o repeticiones puede ser un éxito.

No obstante, el que un tratamiento de Logopedia salga bien depende de muchos factores. A continuación, os presento diez razones.

 

10 razones por las que un tratamiento de Logopedia sale bien.

 

1. Confía en tu Logopeda

Uno de los requisitos fundamentales para que un tratamiento de logopedia salga bien, es que confíes en tu logopeda, ya que es la persona que puede ayudarte a solucionar tu problema. De esta manera, estarás mucho más receptivo y motivado en las clases. Tu Logopeda te entiende, te respeta, en definitiva… sólo vas a recibir buenas intenciones acompañadas de mucho conocimiento.

2. Acude al logopeda nada más sospeches que tienes un problema o dificultad para hablar, en la voz, leer, escribir, comer, etc

Cuanto antes detectemos un problema por pequeño que sea mucho mejor, ya que será más fácil solucionarlo.

3. Recibe las clases de Logopedia en un ambiente adecuado

Como Logopeda a domicilio en Valencia, al trabajar en tu casa, siempre recomiendo que elijas un lugar en el que estés tranquilo, relajado, con buena iluminación y libre de ruidos. De esta manera, te sentirás mejor y te será más fácil concentrarte en la clase.

4. No tengas prisa

Date tiempo para pensar, aprender las nuevas habilidades que te está enseñando tu Logopeda y automatizarlas.

La mayoría de los tratamientos de Logopedia no son una carrera de velocidad, sino una carrera de fondo. Las cosas se consiguen poco a poco. Puede que pasen unos meses para que empieces a notar pequeños avances.

5. Sigue las pautas que te da tu Logopeda

Es importante, que tengas en cuenta que el tratamiento de Logopedia tiene dos partes: una parte son las clases que das con tu Logopeda. La otra parte consiste en aplicar lo que él te enseña a tu vida diaria. Eso se consigue con esfuerzo, dedicación, siguiendo las pautas que te dan y haciendo los ejercicios que te mandan.

De todas maneras, la decisión de seguir las pautas o no está en tu manos. Sabes que si las sigues, avanzarás en tu proceso de aprendizaje.

6. Implicación de la familia

Que la familia se implique en entender tu problema y en seguir las pautas que indica el logopeda, tanto a nivel individual como familiar hacen que la recuperación sea más satisfactoria. Ademas de conseguir que vuestra vida en familia sea más agradable.

7. Termina el tratamiento

El tratamiento se considera finalizado una vez llegas a automatizar las nuevas habilidades que has aprendido y la mayoría de los objetivos planificados por el logopeda se han cumplida. Un factor que suele suponer el fracaso de muchos de los tratamientos de logopedia es precisamente interrumpir el mismo cuando el paciente lo decide, bien por cansancio, desmotivación o por considerar que ya ha superado sus dificultades porque notan alguna mejoría.

8. El logopeda utiliza las técnicas adecuadas

Es importante que el logopeda sea capaz de seleccionar las técnicas que mejor se adapten a tu caso particular, ya que pueden haber dos personas con el mismo problema pero no responden de la misma manera a una misma técnica.

En estos casos contar con un logopeda a domicilio puede suponer una ventaja ya que este puede valorar tu entorno y seleccionar las técnicas que mejor se adapten a tu vida cotidiana.

9. Estás motivado

La motivación es uno de los factores claves para superar la mayoría de los problemas o retos que se plantean en la vida. Entender tu problema y querer solucionarlo, suelen ser garantía de éxito.

10. El caso tiene solución

La mayoría de los problemas se pueden solucionar pero no todos.

Hay lesiones cerebrales que no se pueden recuperar ya que el deterioro cognitivo que presenta la persona es muy grave. A veces por muchas técnicas especializadas que apliques y el logopeda ponga todo de su parte por sacar a la persona adelante ésta no responde al tratamiento.

¿Añadirías algún factor más que haga que en tratamiento de logopedia salga bien? Puedes escribir un comentario en esta entrada si quieres 🙂

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Leer más
Píldora de logopedia #35. Las primeras vocalizaciones y balbuceos

Las primeras vocalizaciones y balbuceos de tu bebé como respuesta a cuando le hablas o en tu presencia para llamar...

Cerrar